Dos cosas tiene Madrid..

Dos cosas tiene Madrid

Que no sé si tienen remedio, el viento que estropea la mitad de las corridas y la cantidad de burladeros que hay en el callejón, eso hace que parezca la Plaza Mayor un día de sol, además en la tele se recrean enseñándonos a los más variopintos personajes, ¡¡coño ayer estuvo “Colate”!! …

Ficha del Festejo:

Corrida de la Prensa. Tres cuartos de entrada. Toros de Jandilla y Vegahermosa (1º y 2º). Flojos todos en líneas generales, el cuarto se recupero en la muleta y embistió con tranco largo, fue aplaudido en el arrastre.

Miguel Abellán, silencio y ovación.

David Fandila “El Fandi”, silencio y silencio.

Manuel Escribano, silencio y ovación.

La crónica de una corrida de toros se debe de hacer en la plaza y a pie de obra, por eso esto no es más que contar mi punto de vista de lo que vi en la tele, sin viento, con los comentarios y  entrevistas de los locutores y las explicaciones del torero Emilio Muñoz y con tertulia incluida.

Los tres matadores brindaron sus primeros toros a D. Juan Carlos que asistía en una localidad de barrera de preferente, afición y reconocimiento por nuestra parte.

Miguel Abellán acostumbra a recibir en la puerta de chiqueros a portagayola todo lo que torea en Madrid. Ayer el veterano matador  madrileño nos hizo recordar, precisamente en la fecha que se cumplía un año, la grave cornada que recibió David Mora. Todavía convaleciente (#FuerzaDavidMora). En el cuarto, que fue a más, se vieron los momentos más interesantes de la corrida; el toro apretaba, tenía recorrido y Abellán firme le dio tres tandas con la derecha,  lo intento por naturales, pero ahí no trago. Media estocada que enfrió al respetable y leve petición de oreja. La cara del matador y su mirada todo un poema detalle que en la plaza quizá no transcendió.

David Fandila maneja el capote con eficacia y se gusta, pone banderillas y hasta dos pares de una vez, claro que seguidas corre para atrás y para los toros en el centro, todo una derroche de facultades que las tiene, pero ahí se acaba todo, hombre hay plazas y plazas.

Manuel Escribano se las vio con el raro jabonero, que también lo recibió en la puerta de rodillas. Banderilleo con solvencia pero sin emoción, entre el fuerte viento y lo chungo de sus embestidas no llego a cuajar la faena que intento  hacerle con la muleta. Buenos momentos y valientes intentos, pero no pudo ser. Estocada en  el centro del ruedo.

Esta corrida es fuera de abono, según parece la organiza la Asociación de la Prensa. Quizá un cartel más redondo hubiera sido lo propio.

Miguel Angel Coronado

Author: Miguel Angel Coronado

Aficionado práctico por herencia. El Choni.

Share This Post On

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This